Pages

Categories

Buscar


6 productos malagueños que puedes consumir en junio

6 productos malagueños que puedes consumir en junio

Autor
30 mayo, 2016
Más leídos, Productos
Sin Comentarios

La primavera es, sin duda, la estación de la frescura, el color y la variedad en cuanto a los productos que nos da la tierra. En la provincia de Málaga, existen numerosas zonas de huertas donde se cultivan muchos productos de una gran calidad, que, en algunos casos, son exportados fuera de la provincia. A continuación os relacionamos algunos de los más importantes, os explicamos sus propiedades y la mejor forma de consumirlos.

1. Espárragos. La recolecta de espárragos silvestres en Málaga es una afición muy extendida entre los malagueños. Son muchos los lugares donde se da esta planta que crece espontáneamente en suelos secos y soleados, cerca de arroyos o en pinares. Muy fáciles de ver por el gran porte de la esparraguera, desde donde crece el tallo del espárrago. Esta verdura es diurética y con muchas vitaminas como A, C, E y K. Es rico en potasio y ayuda al cuerpo a deshacerse de la sal, por lo que su consumo es recomendado especialmente a los hipertensos. Las distintas formas de comerlos van desde cocidos, al vapor, a la plancha o en revuelto. Es recomendable no someterlos a demasiada temperatura ya que pierden muchos de sus nutrientes. El pueblo malagueño de Sierra de Yeguas dedica parte de su suelo a plantaciones de espárrago cultivado. Es muy apreciado en el extranjero, ya que la mayoría de su producción se exporta a países como Inglaterra, Alemania, Francia o Suiza.

Flor de la zanahoria silvestre.

Flor de la zanahoria silvestre.

2. Zanahoria. La raíz de esta vitaminada hortaliza es el resultado de la domesticación de la zanahoria silvestre. Su peculiar color anaranjado es debido a la cantidad de caroteno que contiene. Más allá de las propiedades que muchos conocemos (para ponernos morenos o para mejorar nuestra vista), esta planta ha demostrado que sirve para combatir varios tipos de cáncer, entre ellos el de mama. También estimula el apetito, es diurética y reduce la anemia y el estreñimiento. Se puede consumir de múltiples formas, hervida, al vapor, en zumo o incluso en repostería. Entre las zanahorias, no podemos olvidarnos de una de las más sabrosas, la que se conoce como ‘morá’, que se cultiva en la ribera del Genil. Concretamente, en el pueblo malagueño de Cuevas Bajas se han especializado en los últimos años no sólo en su cultivo sino también en la elaboración de distintos productos. Entre ellos, los más conocidos son la mermelada, los snacks y el vinagre. Las propiedades de esta zanahoria violácea son mayores que las de la convencional.

Aguacates de la Axarquía.

Aguacates de la Axarquía.

3. Aguacate. La provincia de Málaga, y más concretamente la comarca de la Axarquía, es sin duda una de las zonas más importantes de España en el cultivo de esta cotizada fruta. Son ya más de 6.000 las hectáreas plantadas con una producción de unas 45.000 toneladas. Existen numerosas variedades de aguacates en todo el mundo. En la zona axárquica, el más popular y extendido es la variedad Hass. Otras cultivadas también son la Bacon y la Reed. Originario de América del Sur, es considerado una de los mejores alimentos del mundo por sus valores antioxidantes. Además, no contiene grasa saturada y proporciona grasa monosaturada al organismo. El alto contenido en ácido oleico combinado con las grasas monosaturadas ayudan a regular nuestro nivel de colesterol. El aguacate combina bien tanto con dulce como con salado. Normalmente se come en crudo en ensaladas, como acompañamiento de otros platos, rellenos, en cremas, gazpachos, mermeladas, combinados con frutas, en batido, y como no, en exquisito guacamole. Eso sí, tiene el inconveniente de que al contacto con el aire se oxida. Un truco para evitarlo es rociándolo con un poco de zumo de limón, lima o con vinagre blanco.

4. Tomate. Es una de las frutas por excelencia de la temporada y uno de los productos estrella de la huerta malagueña. Sin duda es el Valle del Guadalhorce, la llamada Olla de Málaga, el lugar idóneo por su clima, su suelo y su agua de manantial para el cultivo de productos de huerta. En este valle se siembran hasta 40 variedades de tomate diferente. Hay que destacar por su porte y calidad el conocido tomate huevo de toro, muy apreciado y valorado en la zona. Originario también de América del Sur, es uno de los alimentos más extendidos y consumidos del mundo. Además de un indiscutible ingrediente en la dieta mediterránea por sus variados modos de cocinarlo, es un clásico en ensaladas y sofritos. Con él también se hacen gazpachos, refrescantes zumos, mermeladas y salsas. Tiene un gran contenido en agua, el color rojo es debido a la sustancia licopeno, un antioxidante que ayuda a prevenir el cáncer de próstata. También contiene vitaminas B, C y A. Ayuda en la digestión y es rica en fibra, sobre todo si comemos su piel. En definitiva una joya gastronómica que podemos disfrutar fresca y saludable en la provincia de Málaga.

Espetos de sardinas.

Espetos de sardinas.

5. Espetos de sardinas. Como dice el dicho, “las sardinas, en los meses sin erre”. Pues ya estamos en temporada. Este plato tan simple como sabroso es uno de los más demandados en la costa malagueña. Los chiringuitos de la Costa del Sol, en la época estival, llenan de espetos las barcas situadas a pie de playa. Con las brasas de raíces de olivo, la más idónea, se doran estos pescados que son uno de los iconos de la gastronomía malagueña. El arte de espetar consiste en clavar pescados en cañas que luego se hincan en la arena junto a las brasas. El truco para saber que hay que darles la vuelta es que el ojo esté blanco. Según apuntan algunos historiadores, los orígenes se remontan a 1882, cuando un tal Miguel Martínez Soler abre un bar, La gran parada, en el barrio del El Palo, situado junto a la playa y donde comenzó a pinchar las sardinas y ponerlas junto al fuego. Las sardinas es un pescado azul con un gran contenido en omega-3, ayudando a controlar el nivel de colesterol. Disminuye el riesgo de tener enfermedades cardiovasculares, contiene hierro, magnesio o potasio y vitaminas como A, D y E. Pero no solo las sardinas son espetadas, casi cualquier pescado puede hacerse con esta técnica, calamar o pulpo espetado a la brasa es un verdadero placer para sentido del gusto. Y si este buen yantar se hace en una playa junto al mar, pues el placer es doble.

Si quieres conocer más sobre los espetos, su historia y su preparacion en el Blog de La Alacena de Málaga disponemos de un artículo excelente de nuestro colaborador Jesús Moreno titulado “El espeto. Cuando las lanzas se tornan cañas” que seguro te resultará muy interesante.

Los mangos pueden llegar a pesar hasta dos kilos.

Los mangos pueden llegar a pesar hasta dos kilos.

6. Mango. Otro suculento fruto muy común en las laderas de la Axarquía malagueña son las plantaciones del árbol de mango. Estas montañas reúnen unas condiciones óptimas para el cultivo de frutos subtropicales. Hay que destacar el incremento de hectáreas en producción ecológica. Los árboles destacan por tener una gran copa y una corteza áspera. Sus frutos pueden llegar a pesar hasta dos kilos. Proveniente de Asia, es una fruta repleta de antioxidantes fibra y vitamina A y C. También ayudan al organismo en la digestión y son muy beneficiosos para la vista. A veces resulta complicado encontrar en el mercado mangos listos para consumir. Se deben escoger los que tengan un color uniforme y un agradable olor. La mejor forma de degustarlo es hacerlo al natural, aunque también se puede añadir a ensaladas, licuados en zumo o en deliciosas mermeladas de mango.

Sergio Cruz

Ingeniero informático, que por esos avatares de la vida está entre Madrid y Málaga. Comenzó a descubrir los sabores de esta tierra poco a poco hasta quedar hechizado. En cuanto conoció la idea de La Alacena de Málaga se lanzó, apasionado, a la piscina. Con sus conocimientos técnicos, su paciencia y su afán por el trabajo bien hecho supo encauzar definitivamente este proyecto por la buena senda.

Otros artículos de



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *