Pages

Categories

Buscar


6 razones para consumir productos ecológicos de Málaga

6 razones para consumir productos ecológicos de Málaga

Autor
29 julio, 2015
Productos
Sin Comentarios

¿Eres de los que mira la procedencia de los productos que llevas al carro de la compra? Si no es así, te vamos a dar unos conceptos mínimos para que a la hora de elegir tus viandas seas consciente de que hay razones para consumir productos ecológicos certificados. Los productos ecológicos, también llamados bio, naturales u orgánicos, no son ni más ni menos que productos de origen animal o vegetal, procesados o no, que no han tenido contacto en su maduración con productos químicos. Es decir, que no se han empleado herbicidas, insecticidas, medicamentos no autorizados para ganado ecológico, etc.  Nosotros hemos recopilado seis motivos fundamentales para concienciar definitivamente de que son más beneficiosos en todos los sentidos son estos.

Lechugas ecológicas de la variedad malagueña en huerta tradicional.

Lechugas ecológicas de la variedad malagueña en huerta tradicional.

1.- Más saludables. Es evidente que la razón fundamental para comprar y consumir productos ecológicos de Málaga es que son más sanos  para nuestro organismo. Los residuos químicos procedentes de productos fitosanitarios que se encuentran en la agricultura y ganadería convencional pueden dañar nuestra salud.  Los estudios demuestran que los alimentos orgánicos tienen entre un 20% y un 90% más de antioxidantes, unas sustancias fundamentales con cualidades anticancerígenas y antienvejecimiento celular. También el contenido en minerales es muy superior.  Solo esta razón sería suficiente para cambiar nuestros hábitos de consumo, pero hay otros no menos importantes.

Queso ecológico en aceite Finca la Torre

Queso ecológico en aceite Finca la Torre

2.- Son más respetuosos con el medio ambiente. Al igual que para el humano, los productos químicos son nocivos para el medio natural. Todos los componentes fitosanitarios que proporcionamos al campo o a los animales en explotaciones contaminan la tierra, el agua y el aire. Pueden ser veneno para animales que consumen vegetales tratados con herbicidas: El llamado envenenamiento en cadena es un claro ejemplo: Un roedor que ha sido envenenado por el hombre para que no dañe el campo, puede ser depredado por una rapaz o cualquier otro animal y morir por la ingesta del veneno que lleva consigo el ratón. Al igual que las reses tratadas con antibióticos o alimentadas con piensos, esos químicos pasarían a nuestro organismo o al de otro animal, como por ejemplo los buitres.

Cultivos de tomate ecológico en el Valle del Guadalhorce.

Cultivos de tomate ecológico en el Valle del Guadalhorce.

3.- Ayudamos a pequeños agricultores o ganaderos y a la mejora de la economía local. De esta manera fomentamos una actividad que es mucho más respetuosa con el medio ambiente. No contaminamos las tierras ni los acuíferos y se hacen fértiles zonas abandonadas. Los canales de distribución son mucho más cortos por lo que se contamina mucho menos en la distribución.  Se crean puestos de trabajo en zonas rurales muy castigadas por el desempleo. Comprando productos orgánicos somos cómplices del desarrollo local y nos beneficiamos de su calidad.

4.- Son más ricos y sabrosos.  Todos sabemos la diferencia que hay cuando comes algo rico de verdad.  ¿Hay algo que sepa mejor que una fruta ecológica de la huerta, una ensalada totalmente natural o una carne o huevos donde las aves o las reses no han sido hacinadas en granjas? No solo tenemos productos frescos ecológicos, existen una gran variedad de productos manufacturados que tienen la certificación bio. Vinos ecológicos, conservas, aceites de oliva virgen extra, mermeladas, quesos, etc.

Aceitunas aloreña ecológicas El Alamillo.

Aceitunas aloreña ecológicas El Alamillo.

5.- Por respeto a los animales.  Las condiciones en las que se encuentran por regla general los animales en grandes explotaciones intensivas no es, ni mucho menos, la más adecuada. El apilamiento en la estabulación, el exceso de medicamentos suministrados, el mantenimiento de luz artificial día y noche para que las gallinas tengan más puestas, el destete nada más nacer de los terneros para acostumbrarles rápidamente a comer pienso, etc, son prácticas que no debemos apoyar. Todos los animales deben de tener una existencia digna, criarlos con respeto y libertad. Solo así obtendremos productos de calidad y saludables.

6.- No tienen organismos genéticamente modificados. Todavía no sabemos las verdaderas consecuencias sobre la utilización de este tipo de organismos. Las grandes multinacionales, empeñadas en producir semillas en laboratorio para la venta masiva a grandes agricultores, está haciendo peligrar las variedades tradicionales. Hay muchos indicios de que la ingesta de plantas modificadas genéticamente, tengan una influencia negativa en nuestro metabolismo. Debemos tener clara una cosa, somos lo que comemos. Tenemos que ser más exigentes a la hora de elegir lo que nos llevamos a la boca. Comprar ecológico supone beneficios para nuestra salud, para los pequeños productores y para el medio ambiente.

Como veis, hay motivos de sobra para consumir productos ecológicos. Si tú tienes también tu propio motivo, compártelo con nosotros.

Ricardo Pastor

Nacido en Arenas de San Pedro (Ávila), pero residente en Torremolinos desde hace más de una década. Vino por trabajo, pero se quedó enamorado de los paisajes de la provincia. Procedente del ámbito audiovisual, no dudó en unirse al proyecto La Alacena de Málaga. No se podía esperar menos de quien tiene El Quijote siempre en la cabeza y al vino como una de sus pasiones.

Otros artículos de



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *